Modelos en monos

¿Qué es el Lipedema?

El lipedema es una enfermedad hereditaria, crónica y degenerativa del tejido adiposo que afecta casi exclusivamente a mujeres. Se caracteriza por una alteración de la distribución del tejido graso, con una gran desproporción entre la mitad inferior del cuerpo y la mitad superior. Los doctores Allen & Hines lo describieron en el año 1940 como ‘grasa dolorosa’.


Afecta a las piernas de forma bilateral y simétrica (a ambos miembros y con igual intensidad). Por norma general, abarca desde la cadera y puede llegar hasta los tobillos, aunque hay diferentes tipos de Lipedema. Los pies no se ven comprometidos y siempre mantienen una apariencia normal. En casos avanzados, también los brazos pueden verse afectados.

Normalmente, se desarrolla al inicio de la pubertad o cuando se producen cambios hormonales. 

Se estima que el 11% de las mujeres adultas lo padecen. La incidencia de lipedema es de 1 caso por cada 72.000 habitantes. Pese a ello, aún es una enfermedad poco conocida y suele diagnosticarse de manera errónea como obesidad.

En ocasiones, la acumulación de grasa colapsa el sistema linfático y produce un linfedema añadido.

Los principales síntomas del lipedema son:
 

  • Dolor a la palpación

  • Tendencia al edema ortostático (inflamación por permanecer de pie)

  • Tirantez y pesadez de las extremidades

  • Hipotermia de la piel

  • Aumento del edema en verano

  • Mantenimiento de la circometría (medición del perímetro de la extremidad) tras dietas, o con elevación de las extremidades

  • Presencia de teleangiectasias o arañas vasculares

  • Aparición de hematomas con facilidad

  • Limitación de la funcionalidad


El dolor que padecen las pacientes es producido por la inflamacIón crónica que genera el lipedema, en tanto que las alteraciones en la microcirculación son la causa más probable de los edemas.